Artículo
Date
2019-12
Abstract
Comparamos el momento, la representatividad, los cuestionarios y la agregación de las respuestas de cinco encuestas de percepción económica chilenas en sus proyecciones macroeconómicas, observando las deficiencias de los índices agregados que combinan preguntas con diferente enfoque y perspectiva temporal. Proponemos ocho medidas alternativas que distinguen entre el sentimiento actual y las expectativas futuras, y entre las percepciones sobre la situación personal y la del país. Nuestros resultados sugieren que las percepciones futuras a nivel nacional se forman con información distinta del sentimiento presente y personal, y que las segundas se ven afectadas en cierta medida por las primeras. Al analizar su capacidad predictiva para los macro-agregados, encontramos una relación bastante sólida entre las percepciones personales y agregadas, los planes de consumo y el consumo real, especialmente de bienes durables, superando la capacidad predictiva del indicador sintético existente. En cuanto a las empresas, las encuestas parecen ser mejores para predecir el empleo que la inversión, y que ambos parecen causar a la Granger las percepciones y expectativas personales. En general, si bien las encuestas de percepciones económicas proporcionan buena información, se debe escoger bien las encuestas y preguntas que mejor revelan el comportamiento económico.
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Chile
Except where otherwise noted, this item's license is described as Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Chile