Artículo
Date
2016-08
Abstract
La enorme expansión de los balances de los bancos centrales como reacción frente a las crisis recientes plantea importantes interrogantes sobre los efectos de las políticas de 'flexibilización cuantitativa', tanto en las condiciones financieras como en la demanda agregada (los efectos buscados por las políticas), y sus posibles efectos colaterales sobre la estabilidad financiera. El presente trabajo compara tres dimensiones alternativas de política de los bancos centrales: la política convencional de manejo de la tasa de interés, el aumento de la oferta de pasivos (monetarios) seguros por parte del banco central y la política macroprudencial (posiblemente a través de cambios discrecionales en el encaje. En el contexto de un sencillo modelo de equilibrio general intertemporal se muestra por qué son ellas dimensiones lógicamente independientes de los cambios de política, y cómo en conjunto determinan las condiciones financieras, la demanda agregada y el nivel de los riesgos asociados a una crisis de financiamiento en el sector bancario. Los resultados sugieren que las políticas de flexibilización cuantitativa pueden servir al manejo de la demanda agregada no solo cuando el piso cero de la tasa de interés impide un mayor uso de la política convencional de tasa de interés, sino también, cuando no es deseable reducir aun más las tasas por consideraciones de estabilidad financiera.
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Chile
Except where otherwise noted, this item's license is described as Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Chile