Artículo
Date
2009-08
Abstract
Este estudio construye un modelo para la vulnerabilidad del sector financiero y lo integra a un marco macroeconómico de uso común en el análisis de política monetaria. La principal interrogante que se espera responder con el modelo integrado es si los bancos centrales deberían o no incluir en forma explícita el indicador de estabilidad financiera en la función de reacción de la tasa de interés de política monetaria. Los resultados indican que, en general, la inclusión de la distancia a la insolvencia (dtd) de la banca en la función de reacción del banco central reduce la volatilidad tanto de la inflación como del producto. Además, los resultados son robustos a distintas calibraciones del modelo. En efecto, es más eficiente incluir la variable dtd en la función de reacción cuando el coeficiente de traspaso del tipo de cambio es mayor y cuando la vulnerabilidad financiera tiene un mayor efecto en el tipo de cambio y en el PIB (o, a la inversa, un mayor efecto del PIB en el patrimonio bancario, que aquí denominamos endogeneidad).
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Chile
Except where otherwise noted, this item's license is described as Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Chile