Artículo
Date
2001-04
Abstract
Chile fue uno de los primeros países del mundo en adoptar un régimen monetario basado en una meta de inflación anual explícita y pública, incluso cuando el término 'meta de inflación' ni siquiera se había formalizado en la literatura económica. Una historia de alta inflación hacía recomendable la combinación de estrictos parámetros de metas inflacionarias (para fortalecer la reputación del Banco Central de Chile), junto con una transición gradual desde una inflación moderada-alta hacia una meta de largo plazo igual a 3% anual. El hecho de alcanzar la meta de largo plazo en 1999, con una reputación de aversión a la inflación, ha permitido al Banco Central moverse más hacia el objetivo de flexibilidad en el trade-off entre credibilidad y flexibilidad. Además, la mantención de un tercer objetivo —en la forma de un umbral asimétrico de déficit de cuenta corriente— implicó en algunos episodios puntuales desenfatizar el objetivo implícito de estabilización del producto en el corto plazo. No obstante el éxito en reducir la inflación durante la década pasada, el esquema vigente de metas de inflación enfrenta desafíos en el afán de mantener permanentemente una inflación baja y estable.
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Chile
Except where otherwise noted, this item's license is described as Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Chile