Artículo
Date
1999-12
Abstract
Este trabajo analiza las características que debiera tener la regulación del dinero electrónico para resguardar la integridad del sistema de pagos, de los consumidores y de la economía en general. A través de un modelo simple de demanda de dinero, se muestra cómo la introducción del dinero electrónico altera la composición del dinero agregado, generando una mayor intermediación bancaria y, en consecuencia, un mayor efecto multiplicador. La esterilización de estos efectos conduce a una pérdida para el Banco Central debido a la menor recaudación de señoreaje. Se presentan estimaciones para esta eventual pérdida en el caso de Chile, considerando distintos escenarios de penetración del dinero electrónico. No obstante, la introducción de dinero electrónico tiene beneficios sociales derivados de menores costos de transacción y del desarrollo de un sistema de pagos más eficiente y seguro.
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Chile
Except where otherwise noted, this item's license is described as Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Chile